Con la campaña de recolección ya mediada, desde la Asociación del
Olivar Tradicional Español confirman, “lo que ya se esperaba en el mes
de octubre”, la reducción en un veinte por ciento aproximadamente del
aforo anunciado por parte de la Junta de Andalucía.
Lamentablemente, “los efectos de la sequía han provocado una
considerable pérdida de aceituna en nuestros olivares, aunque también
es cierto que han aumentado los índices de rendimiento, lo uno no
compensa lo otro”, ha declarado el presidente de Asolite, Francisco
Guerrero.
Desde la asociación, por tanto, continúan a la espera de que se impulsen
con urgencia medidas que garanticen una correcta aplicación de la Ley
de Cadena Alimentaria; que se elabore un etiquetado claro para el
consumidor en el que se incluya el origen y se prohíban las
denominaciones de “aceite de oliva suave” o “intenso” que llevan a la
confusión entre las clases de aceites; así como la prohibición de las
mezclas de aceite de oliva con otras grasas de inferior calidad; la
diferenciación en calidad y precios de ‘aoves’ por contenido en

polifenoles incluyéndolos en el etiquetado; y el desarrollo de más
campañas de promoción y formación y más efectivas. Estas serían
algunas de las medidas propuestas para incentivar un aumento del
precio a medio/largo plazo, además de la reducción de los costes de
producción del Olivar Tradicional para que no pierda competitividad
frente a otras modalidades de cultivo.
Desde luego, “lo que deben tener en cuenta aquellos responsables de
calcular un aforo es que la cantidad que se establece afecta a la
estabilidad de los precios, siendo inversamente proporcional”, ha
indicado Guerrero.
Además, desde Asolite también muestran su preocupación cuando se
apunta a una disminución de las cantidades de aceite de oliva como
puerta abierta a las importaciones. Por ello, abogan por un control
estricto de las mismas cuando se trate de aceites provenientes de países
extracomunitarios. Dicha medida, además de urgente, es necesaria, pues
además de incumplir con el Principio de Preferencia Comunitaria, haría
más estable el mercado del aceite.
Estos son algunos de los tantos problemas que afectan a los olivareros,
pero también “somos conscientes de que no sólo nos afecta a nosotros,
sino que son comunes a muchos otros productores del sector primario
español, por que lo que estaremos presentes y apoyaremos la
manifestación por el Mundo Rural que ha convocado Alma Rural en
Madrid el próximo 23 de enero.

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.