Asolite alerta sobre la entrada de aceite extracomunitario a principios de campaña

Asolite alerta sobre la entrada de aceite extracomunitario a principios de campaña

En el primer semestre del año, han entrado más de 190.000 toneladas, siendo de Túnez y Portugal en su mayoría

Exigimos que se impongan los impuestos arancelarios correspondientes a aquellas importaciones fuera de cupo

La Asociación del Olivar Tradicional Español alerta sobre el número descontrolado de importaciones de aceite de oliva procedente de países extracomunitarios, a pesar de encontrarnos a principios de la campaña de recolección y de tener suficiente aceite en nuestra tierra. 

Desde ASOLITE hemos constatado que el gran problema del aceite de oliva español y la causa de su bajo precio en origen que está llevando a la quiebra al sector es la importación desbocada de aceite de  oliva de países extracomunitarios y nos preguntamos por qué el Ministro de Agricultura, Luis Planas, no ha hecho ninguna referencia en sus intervenciones públicas a cerca de este problema. Si bien podemos entender que existen una serie de acuerdos internacionales que permiten la entrada de este aceite a territorio comunitario, es totalmente INACEPTABLE que no se cumpla el Principio de Soberanía Alimentaria marcando en su origen por la Unión Europea. A octubre de 2020, las importaciones de aceite de oliva han experimentado un aumento, con respecto al mismo período del año anterior. Entre enero y junio de 2020 se han importado 191.538 toneladas de aceite de oliva, por valor de 292,5 millones de euros. La partida más importada está siendo el aceite de oliva virgen extra y el principal origen es Túnez, seguido de Portugal. Al respecto, requerimos al gobierno de España que denuncie ante la Unión Europea la gravedad de la situación que atraviesa el

sector del Aceite de Oliva español a consecuencia de los convenios internacionales de contingentes arancelarios de aceite de oliva con países extracomunitarios, sobre todo el suscrito con Túnez, toda vez que no responde a la filosofía económica de la Unión Europea, pues la aplicación de un convenio internacional con un país no miembro está suponiendo la quiebra económica de un sector productivo de un Estado miembro, como en este caso sucede con el sector del aceite de oliva español. Pedimos que, por parte del Gobierno de España, se obre con carácter urgente y se pida la paralización del contingente aduanero de aceite de oliva, fundamentalmente con Túnez, para el próximo año. En tanto esto se produce, resulta de vital importancia para el sector del olivar español, que el Gobierno de una respuesta activa frente a las importaciones. Por un lado pedimos que se verifique si se cumple el contingente arancelario de aceite de oliva imponiendo los aranceles oportunos al aceite importado que exceda de tales contingentes, y, por supuesto, pedimos mayores recursos en aduanas y puertos para hacer un exhaustivo control e inspecciones tributarias sobre este extremo, investigando además que su utilización y venta no tenga carácter fraudulento.

Celebramos la noticia difundida ayer, de que en Almería se han producido inspecciones y se han sancionado a empresas por el reetiquetado de productos hortofrutícolas de origen extracomunitario, y solicitamos al Gobierno estatal y andaluz que no sean testimoniales, sino que sean exhaustivas y que se extiendan igualmente al sector del Aceite de Oliva. Que se intensifiquen las inspecciones desde el origen, es decir en los puertos, verificando que el aceite importado cumple los parámetros de calidad exigidos por la Unión Europea para los productos que entran al espacio comercial comunitario, así como hacer un seguimiento de las empresas que realizan la importación de este aceite extracomunitario, para que salga a la venta y  llegue al consumidor final con clara expresión de su origen y procedencia. Debemos luchar contra las mezclas y fraudes en los etiquetados y para ello necesitamos que se intensifiquen las inspecciones a envasadores y comercializadoras de Aceite de Oliva extracomunitario en nuestro país.

Siendo nuestras autoridades las garantes de la legalidad, están permitiendo con su inacción que prácticas fraudulentas en las importaciones extracomunitarias lleven a la quiebra al sector del aceite de oliva español. ¿Hasta cuándo vamos a poder aguantar sin que se adopten medidas de vigilancia y control? Es urgente que las autoridades españolas pongan medios a nivel nacional en aduanas y puertos españoles y que den traslado urgente a las autoridades europeas a fin de que paralicen y revisen la aplicación de los convenios internacionales que estén en vigor.

Sin comentarios

Publicar un comentario

es_ESSpanish